Soria mantendrá las centrales térmicas y las minas de carbón “a toda costa”

abr 18, 2012   //   por efictalia   //   Novedades  //  Sin Comentarios

José Manuel Soria

El ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, ha subrayado hoy que el cierre de las centrales térmicas y las minas de carbón nacional “se debe evitar a toda costa” para que cuando se recupere la demanda se pueda contar con ellas. Durante su comparecencia en el Congreso para exponer la política de su departamento, Soria ha insistido en la necesidad de mantener estas instalaciones para que puedan contribuir al abastecimiento energético propio cuando cambie el ciclo económico y la demanda eléctrica vuelva a crecer.
De forma más general, Soria ha subrayado que se está trabajando en una reforma del sector eléctrico y sus costes para atajar el déficit de tarifa -que calificó como el principal problema del sector- y contar con un mix energético eficiente, sostenible y competitivo en el que estén presentes todas las fuentes energéticas, también la nuclear. El objetivo, ha resumido, es que cuando se dé al interruptor de la luz sea a un “coste razonable” para el consumidor.
En este objetivo de acabar con el déficit, que ya supera los 24.000 millones y se produce al ser los ingresos del sistema insuficientes para cubrir costes, ha enmarcado Soria la decisión de suspender la concesión de primas a nuevas instalaciones renovables para “racionalizar” sus costes. “Es una medida parcial dentro de una estrategia global que va a implicar a todos los agentes (…). Estamos trabajando en medidas que aseguren que las actividades reguladas del sistema eléctrico operen con criterios de transparencia, eficiencia y calidad”, ha señalado.
Y en la línea de reformas ha apuntado, entre otras, a una revisión de los costes y retribución de las actividades de distribución y transporte para reducir “distorsiones que encarecen artificialmente el sistema”, lo que obligará a una reforma de la ley del sector eléctrico en la que ya se trabaja.
Soria ha explicado que se establecerán “criterios técnicos homogéneos y no discriminatorios” en la conexión y acceso a las actividades de red, y que se trabaja para que la retribución al transporte y la distribución incentive la “inversión estrictamente necesaria vinculándola al activo en servicio no amortizado” y se fije una retribución adecuada para las instalaciones de los sistemas insulares y extrapeninsulares. No obstante, no ha facilitado cifras sobre el ahorro que pueden suponer estos cambios.
En cuanto a los derechos del consumidor, ha afirmado que se modificará la normativa para dar más claridad en temas de contratación de suministro eléctrico e incluir más protección.
Nuestra política energética, ha concluido, será de “equilibrio” con presencia de todas las fuentes y en busca del desarrollo de un modelo sostenible, competitivo y con respeto al medioambiente.
El ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, ha subrayado hoy que el cierre de las centrales térmicas y las minas de carbón nacional “se debe evitar a toda costa” para que cuando se recupere la demanda se pueda contar con ellas. Durante su comparecencia en el Congreso para exponer la política de su departamento, Soria ha insistido en la necesidad de mantener estas instalaciones para que puedan contribuir al abastecimiento energético propio cuando cambie el ciclo económico y la demanda eléctrica vuelva a crecer.
De forma más general, Soria ha subrayado que se está trabajando en una reforma del sector eléctrico y sus costes para atajar el déficit de tarifa -que calificó como el principal problema del sector- y contar con un mix energético eficiente, sostenible y competitivo en el que estén presentes todas las fuentes energéticas, también la nuclear. El objetivo, ha resumido, es que cuando se dé al interruptor de la luz sea a un “coste razonable” para el consumidor.
En este objetivo de acabar con el déficit, que ya supera los 24.000 millones y se produce al ser los ingresos del sistema insuficientes para cubrir costes, ha enmarcado Soria la decisión de suspender la concesión de primas a nuevas instalaciones renovables para “racionalizar” sus costes. “Es una medida parcial dentro de una estrategia global que va a implicar a todos los agentes (…). Estamos trabajando en medidas que aseguren que las actividades reguladas del sistema eléctrico operen con criterios de transparencia, eficiencia y calidad”, ha señalado.
Y en la línea de reformas ha apuntado, entre otras, a una revisión de los costes y retribución de las actividades de distribución y transporte para reducir “distorsiones que encarecen artificialmente el sistema”, lo que obligará a una reforma de la ley del sector eléctrico en la que ya se trabaja.
Soria ha explicado que se establecerán “criterios técnicos homogéneos y no discriminatorios” en la conexión y acceso a las actividades de red, y que se trabaja para que la retribución al transporte y la distribución incentive la “inversión estrictamente necesaria vinculándola al activo en servicio no amortizado” y se fije una retribución adecuada para las instalaciones de los sistemas insulares y extrapeninsulares. No obstante, no ha facilitado cifras sobre el ahorro que pueden suponer estos cambios.
En cuanto a los derechos del consumidor, ha afirmado que se modificará la normativa para dar más claridad en temas de contratación de suministro eléctrico e incluir más protección.
Nuestra política energética, ha concluido, será de “equilibrio” con presencia de todas las fuentes y en busca del desarrollo de un modelo sostenible, competitivo y con respeto al medioambiente.

Deje un comentario

Debe conectarsePara enviar un comentario